martes, 8 de octubre de 2013

Como nació "Claroscuros" de Liliana Galvanny

Escribir necesita dedicación y tiempo, sobre todo tiempo. Finalizar un libro puede llevar meses o incluso años, pero siempre hay excepciones y Claroscuros ha sido la mía. 

Ni siquiera me había propuesto escribir un libro de relatos, yo siempre fui de novela, pero un buen día surgió de pronto una historia en mi cabeza, justamente la que hoy ocupa el primer lugar en el libro y la escribí casi del tirón. Al día siguiente mi inspiración me dictó otra, luego otra y así, día a día, los relatos se deslizaban de mi cabeza a mi mano para darles vida. Hasta que supe cuando ponerle fin, no sé por qué, pero tenía claro que los relatos que había escrito eran "el libro", esos justos, ni más ni menos. 

Al releerlos, me di cuenta de que allí convivían varios géneros literarios pero que, a pesar de ello, subyacía una estructura que los unía, así que no me costó mucho organizarlos en tres partes: "A flor de piel", "Transición" y "Caos, confusión, enredos".

Tenía en una mano una novela que había terminado poco antes y en la otra mis Claroscuros. La decisión fue arriesgada pero fácil, el mundo de claroscuros me había cautivado desde que empecé a escribirlo, la novela podía esperar (aunque me gustaría que no se quede mucho en el cajón).
Y tú, ¿te atreves a cruzar el umbral a mi mundo de luz y oscuridad?

2 comentarios:

  1. Hola wapetona, interesante presentación la que haces de tu recopilación de relatos. A mí personalmente los relatos me gustan porque te permite dejar y retomar su lectura cuando quieras.

    Por cierto, no dejes la novela mucho tiempo parada.

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te gusten :D
      La novela os dará guerra pronto, jeje.
      Un besote

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.